Si vas a solicitar devolución del IVA prepárate antes

Si vasa solciitar devolución del IVA prepárate antes

Solicitar la devolución del IVA es una decisión que te tocará tomar en el único momento del año que puedes hacerlo. Pero para eso es mejor que lo tengas todo preparado. ¿Sabes qué es lo que tienes que tener previsto?


Ya sabes que la devolución del IVA sólo se puede solicitar en enero con la presentación del cuarto trimestre.

 

La Renta es algo más fácil que te lo devuelvan más rápido pero esto no funciona así.

 

La devolución del IVA te puede dar más de una pesadilla, tiempo, meses y ojalá te libres pero tienes más que probabilidades de que te llegue una inspección.

 

Eso no significa que se te quiten las ganas de solicitarlo. Pero tampoco hay que quitarle la importancia pensando, bueno yo lo tengo perfecto.

 

Mejor mira algunas cosas que debes tener en cuenta. Ya te veo diciendo que esto es mío, que lo tengo todo bien y además ¡con lo que me hace falta ese dinero!

 

Si lo preparas antes del cuarto trimestre te evitarás algunos problemas. Luego irás deprisa y corriendo el último día y cuando hagas clic en enviar y aceptar ya no tendrá remedio.

 

Aprovecha antes para tenerlo todo cuadradado para sólo meter las últimas facturas.

Lo que debes tener en cuenta

Si vas a solicitar la devolución del IVA tenlo todo "perfecto". Lo más probable es que tengas una inspección.

 

Eso significa muchos dolores de cabeza, papeles, idas y venidas, y tiempo. A veces, mucho tiempo. Se puede alargar y alargar.

 

Por eso es mejor que lo tengas todo lo mejor posible antes de hacer clic en esa casilla del modelo 303 de solicitar devolución del IVA y poner tu cuenta del banco.

Piensa en lo que va a tardar

La devolución del IVA no es inmediata. Tienen hasta 6 meses.

 

Claro que eso es si se da bien. Si no como te decía se puede ir mucho tiempo.

 

Es el momento de pensar. Lo mejor es hacer una pequeña previsión de tus ingresos para los próximos meses.

 

¿Por qué?

 

Porque te puedes ver pagando el IVA en abril, en el primer trimestre, sin haber recibido la devolución. Y no puedes decir lo que seguro se te está pasando por la cabeza. Bueno, pues que cuando me devuelvan que lo resten. No funciona así, cada cosa por su lado.

 

Así que párate un momento. Si vas a tener suficientes ingresos como para pagar el IVA quizá es mejor no solicitar la devolución.

 

Pero esto ya es una decisión tuya. Puede ser que el importe de la devolución sea grande (tienes asegurada la inspección sin remedio) y prefieras solicitarlo.

Aprovecha el cuarto trimestre para regularizar

¿Qué es eso de regularizar? Fácil. Significa que las facturas que no has declarado en los anteriores trimestres puedes incluirlas en el cuarto.

 

Es muy frecuente que te hayan enviado una factura después del trimestre que sea y se te haya quedado por ahí en algún cajón.

 

O más normal todavía que hayas anotado en tus listados esa factura recibida más tarde pero luego se te haya olvidado declararla.

 

Por eso el cuarto trimestre no lo consideres desde el 1 de octubre hasta el 31 de diciembre. Lo mejor y para que no tengas errores es simplemente restar.

 

¿Restar?

 

Sí. Coge el total del año de tus listados y luego resta lo que has declarado en los anteriores trimestres. La diferencia es lo que va al cuarto.

 

Ya que estás con papeles aprovecha a hacer el cierre del año en 10+1 claves y así todolo tienes cuadrado al céntimo y estarás más seguro.

 

Si vas a solicitar devolución del IVA es mejor hacerlo así. Te evitas problemas. Claro que si no lo vas a hacer también deberías incluirlo todo en el cuarto.

 

¿Vale? Mira los listados, luego lo que has declarado y por diferencia, ya sabes, al cuarto.

Busca todas las facturas y ordena

No tiene remedio. Te va a tocar tirarte unas cuantas horas ordenando facturas. A mí es de las cosas que menos me apetecen ¿y a ti?

 

Lo que has declarado tienes que justificarlo con facturas. No valen tickets, recibos, albaranes y similares. Tiene que coincidir al céntimo.

 

Esos papelitos que te dan cuando compras algo y que luego acaban arrugados en el bolsillo no valen para nada en el IVA. Y si tienen eso que ponen de IVA incluido tíralo a la papelera directamente.

 

Para poder deducir los gastos debes tener la factura. A estas alturas me imagino que ya sabes qué es una factura ¿no?

 

Contiene los datos de quien emite la factura, tus datos que eres quien la recibe, fecha, número, concepto, base imponible, tipo de IVA, importe del IVA y total.

 

Las facturas simplificadas si eres tú quien las emite son válidas. Pero si eres quien la recibe tampoco valen porque normalmente faltan tus datos.

Revisa los listados de facturas

Al revisar los listados de facturas es cuando detectarás cosas "raras". ¿Cómo de raras? Pues facturas duplicadas por ejemplo.

 

Porque eso de regularizar en el cuarto trimestre, vamos declarar por diferencia tiene un poquito de peligro.

 

Te cuento. Resulta que has incluido en tus listado dos veces la misma factura por cualquier razón y lo has declarado así. Así que cuando llega el cuarto trimestre puede que ni te des cuenta del gazapo. Ahí escondido.

 

Es mejor que revises antes del cuarto trimestre. Para ir con tranquilidad. Para que cuando llegue enero desconectado total después de mil turrones no te de un ataque de nervios.

  • Podrás regularizar en el cuarto directamente sin más historias de complementarias y escritos.
  • Cuando tengas que hacer el modelo 347 (operaciones con terceros de más de 3.005 euros) estará mejor.

¿Sabías que tenías que tener preparado todo esto para solicitar la devolución del IVA?

Cuéntame, me encanta recibir tus comentarios.


Esto te interesa, está muy relacionado


Solicitar devolución del IVA después de la baja de actividad

¿Cuándo puedo solicitar

la devolución del IVA?

Resultado negativo del IVA

¿qué tengo que hacer?



Escribir comentario

Comentarios: 6
  • #1

    JOSE MARIA (miércoles, 08 noviembre 2017 10:25)

    Te escribo exclusivamente para darte la enhorabuena. Siempre quise hacer algo similar a lo que tú haces, pero yo soy más perezoso , además, me falta ese estilo tan próximo y convincente que tienes tú.

    Enhorabuena; de verdad, eres genial

    JOSE MARIA

  • #2

    Ana (miércoles, 08 noviembre 2017 11:04)

    Hola José María, muchísimas gracias por el comentario :) No sabes el empuje que produce saber que gusta!!

  • #3

    Maria78 (miércoles, 08 noviembre 2017 17:34)

    Hola qtal, la empresa en la q trabajo pensaba solicitar devolución son unos 55000 euros, entonces es muy probable que tenga inspección, seria mejor no pedirla? Lo malo es que se puede seguir acumulando no? Que piensas

  • #4

    Ana (miércoles, 08 noviembre 2017 18:46)

    Hola María, pues por ese importe es más que probable que haya inspección. Pero claro si las previsiones son de no tener suficientes ingresos que "absorban" o al menos en gran parte ese saldo a vuestro favor no queda más remedio que solicitar la devolución. Es una decisión personal.
    Gracias por pasar por aquí!

  • #5

    María (martes, 16 octubre 2018 14:37)

    Hola, quería informarme en que consiste la inspección, gracias.-

  • #6

    Ana (martes, 16 octubre 2018 16:00)

    Hola María, en una inspección de IVA te pedirán los libros de facturas facturas emitidas y recibidas que tienen que cuadrar exactamente con lo que has declarado. Luego te pedirán las facturas físicamente que tienen que cuadrar con dichos libros. Revisaran todos los gastos para ver si te has deducido algo que no procede. Si fuera así te quitarán esas facturas por lo que estimarán lo que tendría que haber sido el resultado con la correspondiente sanción. Depende de los casos pero pueden llegar a echar para atrás, es decir, ir a por años.
    Gracias por estar por aquí!