· 

Quién eres ¿autónomo o freelance?

Eres autónomo o freelance

¿Quién eres? ¿Eres autónomo o freelance? En la diferencia está la clave para saber si te das de alta o no. Si tienes que presentar unos impuestos o no. Lee estos pequeños consejos que te van a sacar del apuro.


Diferenciar a un autónomo de un freelance no te creas que es tan complicado. Pero lo que sí es cierto es que es una de las dudas más frecuentes.

 

¿Quién eres? o ¿qué quieres ser?

Ser freelance (en España)

Si estás haciendo o vas a realizar una actividad esporádica, algo de vez en cuando, muy puntual, entonces eres un freelance.

 

Lo más habitual es que tengas un trabajo y que tengas la oportunidad de hacer otras cosas por tu cuenta. Aunque no es algo imprescindible. Sí parece que es lo mejor porque tendrás unos ingresos asegurados cada mes.

 

Ejemplo. Imagínate que se te da bien la fotografía. No sé si trabajas en una empresa. Da igual lo que hagas ahí. El caso es que te sale hacer unas fotografías de bodas muy de vez en cuando. Vale, entonces eres freelance. 

 

Pero si esas fotografías las vas a realizar casi todos los fines de semana entonces no es algo esporádico. Se considera habitual.

 

Desde este concepto ten en cuenta que da igual lo que cobres. Aunque esté muy por debajo del SMI (salario mínimo interprofesional). Te lo comento porque es una idea falsa pensar que como no llegas a ese importe no tienes que darte de alta.

 

En la Seguridad Social hay muchos problemas con eso.

Ser autónomo (en España)

Cuando eres freelance y tu actividad ya es frecuente, habitual, tendrás que darte de alta de autónomo.

 

Esa es la clave.

 

Ser autónomo no es más que la forma legal de realizar tu actividad. 

 

Ahora te vendrá la gran pregunta ¿me doy de alta en Hacienda? ¿tengo que pagar cuota de autónomos?

 

Si necesitas emitir una factura a tu cliente tendrás que darte de alta en Hacienda. 

 

Si tu actividad es habitual entonces también tendrás que darte de alta en la Seguridad Social. Y este es el paso más difícil de tomar. No porque los trámites sean complicados, sólo hay que saber hacerlos. Lo es porque significa pagar una cuota cada mes.

 

Con esto me refiero a ser autónomo con tu actividad, no a los que no les queda otra que darse de alta porque tienen una empresa y son societarios. Pero esto es otra historia que no es de lo que hablo en este post.

Darte de alta como autónomo

Bueno si ya tienes claro que tu actividad es habitual y quieres llevarla a más tendrás que darte de alta como autónomo.

 

Ten en cuenta algo muy, pero que muy importante.

 

Si te das de alta en Hacienda o ya lo has hecho y dejas pasar el tiempo puede que vengan los problemas. La Seguridad Social no lo va a entender tan fácil. Puede que interpreten que no has pagado la cuota antes. Y ahí sí que tendrás que echar mano de todos los justificantes que tengas. 

 

Pero vale. Como te decía, ya has decidido que tu actividad va bien y que va a ser algo habitual. 

 

Primero te das de alta en Hacienda poniendo la fecha de dentro de unos días. Y luego haces lo mismo en la Seguridad Social con esa misma fecha.

 

Te viene bien leer: primeros pasos para emprender, darse de alta de autónomos.

¿Qué implica ser autónomo?

Una vez que te has dado de alta en Hacienda empiezas a tener obligación de presentar tus impuestos como autónomo. El IVA, y el IRPF.

 

Y cuando te des de alta en la Seguridad Social todos los meses tendrás que pagar la cuota de autónomos. Esto se convierte en algo prioritario en tu día a día. Mira si al menos te puedes beneficiar de la tarifa plana.

¿Eres freelance? ¿También eres autónomo? ¿Sabes lo que significa ser autónomo?

Cuéntame, me encanta recibir tus comentarios.


Esto te va a gustar, está muy relacionado


Qué paga un autónomo
Hacer tú mismo los papeles o tener una asesoría siendo autónomo
¿Eres nuevo autónomo? 9 consejos con tus impuestos


Escribir comentario

Comentarios: 0