¿Puedo deducir la compra de ropa siendo autónomo?

Deducir compra de ropa autónomos

Para deducir la compra de ropa como autónomo ten en cuenta un par de cosas. Descúbrelo muy fácil. No siempre va a ser posible... ¿Qué tipo de ropa te puedes deducir para tu día a día siendo autónomo?


El tema de la compra de ropa como gasto deducible es algo que da muchas discusiones. Da igual a lo que te dediques. Siempre tendrás que comprar ropa. En mayor o menor medida. Eso ya depende si utilizas uniforme o quieres dar una imagen. Y de ti mismo.

 

Como autónomo te encontrarás en mil y una situaciones. Desde trabajar en casa, en una oficina, ir a ver a un cliente, asistir a alguna reunión, dar clases a tus alumnos, bueno, la lista es infinita. Ya sabes de lo que te hablo. Tu vida da para un libro de tantas cosas que puedes hacer al día ¿o no?

¿Cuándo es deducible la ropa como autónomo?

La ropa es deducible cuando su uso es exclusivo para el desarrollo de tu actividad. Fácil y complicado a la vez.

 

Porque ¿cuándo es de uso exclusivo?

 

Es importante aprender a no mezclar tus gastos personales con los de tu actividad.

Caso 1

Empecemos por lo fácil. Para tu actividad necesitas un vestuario específico que proporciona seguridad o se adapta solo para ese fin.  Este tipo de ropa se identifica como uniforme y sí es deducible.

Por ejemplo: médicos, enfermería, construcción, cocineros, etc.

 

Aquí puedes deducir la compra de ese tipo de ropa porque es evidente que no vas a utilizarlo en tu vida diaria. No te veo yendo por la calle con una bata blanca.

Caso 2

Pero hay otro tipo de ropa que será la que te proporcione la imagen adecuada para el desarrollo de tu actividad.

 

Por ejemplo, ir a una reunión con un cliente no va a quedar bien si vas con el chandal de estar por casa. Tampoco estarás cómodo trabajando en casa con chaqueta o tacones.

Hay determinadas profesiones que implican una forma de vestir. Tanto sea con traje como con ropa sport.

 

Cada sector marca en cierto modo esa forma. Puedes salirte, eso está más que claro. Y más aún actualmente que todo es posible.

 

Ya sabes de lo que te hablo ¿no? Un abogado en camiseta pues no queda bien aunque su trabajo sea excelente. La sociedad en si misma marca también unas normas.

 

¿Este tipo de ropa que da imagen cuál es? Cualquier prenda que utilizas en tu día a día. La que te pones para trabajar y al mismo tiempo para tu vida personal. Este tipo de ropa no es deducible.

 

Pero por lo menos te puedes deducir otros 18 gastos como autónomo ¿te los sabes?

 

Por mucho que le digas a Hacienda que tienes que ir de traje o con un vestido para ver a clientes no va a colar. Aunque insistas en que esa ropa solo la utilizas para eso, para tu actividad.

 

Por mucho que intentes demostrar (no sé cómo) que tienes colgada en tu armario el resto de tu ropa. ¿Lo pillas?

 

Más aún. Tampoco aceptan la ropa que te has comprado para un evento especial. Lo podrías utilizar también en tu vida personal. Muy rara vez, pero podrías.

Caso 3

¿Tienes algún empleado? La ropa que les compras es deducible si es del primer caso. Es de uso exclusivo, proporciona seguridad y se adapta a la actividad.

Pero ¿qué pasa cuando no son batas, ni cascos, ni botas?

 

Sin ir más lejos si tienes un bar, por pequeño que sea, necesitas que el/los camarero/as lleven un pantalón o al menos una camiseta o camisa igual.

 

O una tienda de ropa o una peluquería o... lo que sea.

 

Porque este tipo de ropa son también uniformes. Crean una imagen de tu negocio que se impregna en todos los detalles.

 

Está claro que tus empleados si quieren podrían utilizar este tipo de ropa en su vida personal. Al fin y al cabo una camiseta blanca por ejemplo tiene muchos fines.

 

Para deducir este tipo de ropa y entrar como uniformes lo mejor es que lleven el logotipo marcado.

 

Pero también parece lógico pensar que si compras varios trajes, vestidos, camisetas, pantalones, de diferentes tallas Hacienda te lo va a dejar deducir. Siempre podría decir que se los has comprado a... clientes, amigos, familia. Un poco increíble. Así que mejor marca el logo y más tranquilidad.

 

Por cierto, además de los uniformes ¿sabes cuánto te cuesta tener un empleado?

Para deducir la compra de ropa debes...

Si estás en alguno de los casos anteriores ya sabes si puedes deducir la compra de ropa. Pero siempre debes:

  • Ser de uso exclusivo para tu actividad.
  • Tener factura a tu nombre, no valen tickets.

¿Ya sabes si puedes deducir la compra de ropa como autónomo? ¿Eres de los que necesitas ropa para tu día a día en tu actividad?

Cuéntame, me encanta recibir tus comentarios.


Ahora es el momento ¿te gustaría saber más cosas?




Escribir comentario

Comentarios: 0