· 

¿Eres nuevo autónomo? 9 Consejos con tus impuestos

Nuevos autónomos consejos con tus impuestos

Unos cuantos consejos sobre tus impuestos como autónomo ahora que estás empezando siempre vienen bien. Sobre todo porque ahora que estás iniciando tu actividad de autónomo te conviertes en un mar de dudas. Literalmente.


Día uno de tu aventura de ser autónomo. Ya tienes tu actividad dada de alta. Todo el camino por recorrer. Todas esas ideas para poner en marcha. Te estoy oyendo la cabeza burbujeando.

 

Siempre hay que empezar con buen pie. Y con temas de Hacienda mejor ¿no?

 

Así que aquí van unos cuantos consejos. Sacados de muchos autónomos que han estado muy perdidos en esos primeros días, meses.

1. Sácate un certificado digital

Tener un certificado digital te va ahorrar mucho tiempo. Podrás hacer todos tus trámites por Internet. Incluido presentar impuestos.

 

Un certificado digital no es más que un sistema para acceder por Internet a realizar todo tipo de gestiones.

 

Y más aún.

 

Porque al ser autónomo también eres persona física. Así que a nivel personal tendrás a tu alcance en un par de clics montones de trámites. Te evita mil y un paseos de aquí para allá.

 

Para la Seguridad Social es obligatorio. Así si tienes que hacer cualquier cambio o solicitar algún certificado no te va a quedar más remedio que tener un certificado digital.

 

Lee aquí: Solicita un certificado digital y quítate de líos.

2. Revisa el modelo 036 o 037

Antes de nada tienes que tener muy claro cuáles son tus obligaciones. Aquí no vale decir es que ya me lo comentó alguien de Hacienda o un amigo que hace lo mismo que yo.

 

Porque en el modelo 036 o 037 con el que te has dado de alta figuran todos los impuestos que tienes que presentar. Ahí entre todas esas casillas están escondidos todos los secretos que ahora desconoces.

 

Y otra cosa muy importante. En el modelo 036 están las claves de cómo emitir las facturas a tus clientes.

 

¿Cómo revisar el modelo 036 0 037?

 

Lo más frecuente. Mira estas 3 cosas:

  • La actividad está fuera de un local o no. Y por local también se entiende tu casa. Si trabajas en casa puedes incluir aquí qué porcentaje vas a utilizar. De esta forma podrás deducir los gastos. Si no lo haces perderas todos esos gastos.
  • Si tienes obligación de presentar el modelo 130. Quizá hayas oído que si tus facturas emitidas tienen al menos un 70% de ellas retención de IRPF no tienes que presentar el modelo 130. Pero si está marcada la casilla 600 olvídate y preséntalo para evitar sanciones.
  • Si tienes obligación de presentar el IVA trimestral. Que no te suene raro. Si tu actividad está exenta de IVA no tienes obligación de presentar el modelo 303 IVA. Y tampoco si estás sólo en Recargo de Equivalencia.

Lee aquí: Qué tengo que utilizar ¿el modelo 036 o el 037?

3. Entiende la diferencia entre actividad profesional y empresarial

Aquí es de donde salen tus impuestos. Es como el núcleo de todo.

 

Es muy frecuente que siendo autónomo te creas que eres profesional. Es normal pensarlo. Al fin y al cabo realizas tu actividad tú solo profesionalmente.

 

Pero no... Para Hacienda no lo es.

 

Es fundamental entender la diferencia entre actividad profesional y empresarial. Para luego elegir sabiendo:

  • Qué eres.
  • Cómo tendrás que hacer tus facturas.
  • Qué impuestos tendrás que presentar.

Sigue leyendo.

 

Lee aquí: Los líos de los epígrafes del IAE.

4. Aclárate cómo emitir tus facturas

La diferencia entre una actividad profesional y otra empresarial es sobre todo por la forma de emitir las facturas a tus clientes.

 

Lo que te llevará a presentar unos impuestos u otros.

 

Si eres profesional tienes obligación de hacer tus facturas con retención de IRPF si tu cliente es una empresa u otro autónomo.


Esta retención es del 7% durante lo que queda de año desde que te has dado de alta hasta 2 años más. Luego pasa al 15%.

 

¿Y esto que tiene que ver con los impuestos?

 

Pues que si tienes una actividad empresarial tendrás que presentar el modelo 130. ¿Por qué? Porque ninguna de tus facturas llevan retención de IRPF.

 

Así que si tienes una actividad profesional te libras de presentar el modelo 130 si al menos un 70% de tus facturas tienen retención. Tus datos de ventas y gastos irán directamente a tu declaración de la Renta.

 

Por eso debes tener esto muy claro. No vaya a ser que emitas tus facturas con retención estando en una actividad empresarial.

 

Lee: Tengo que poner IRPF o no en la factura

5. Cuenta con el modelo 130, no te lleves sustos

Bueno si has leído hasta aquí (si no anda vuelve para arriba para enterarte de algo) ya tienes claro cuando te libras de presentar el modelo 130.

 

Con el modelo 130 pagas por tus beneficios. Restas tus ingresos y gastos y al resultado calculas el 20%. Eso es lo que tendrás que pagar.

 

El modelo 130 se considera pagos a cuenta de tu declaración de la Renta. Vamos que si te libras de presentarlo cada trimestre significa que tendrás que hacerlo en tu Renta.

 

Así que Hacienda se va a quedar el 20% de tus beneficios. Intenta tenerlo en cuenta porque si no cuando llegue cada trimestre te llevarás un susto.

 

Lee aquí: Tengo que presentar el modelo 130, claves paso a paso.

6. Pide facturas y deduce gastos

Tan importante son las facturas de tus ingresos como las de tus gastos. Porque sin estos últimos no tendrás forma de bajar el resultado de tus impuestos.

 

Pero no vale cualquier gasto. Deben estar relacionados con tu actividad. Y siempre con factura que lo de los tickets para poco sirven.

 

Cuando compres algo siempre párate a pedir la factura. Si es online igual.

 

Para el modelo 130 o para tu Renta piensa que puedes deducir más gastos que no tienen factura.

 

Lee aquí: 18 gastos que puedo deducir como autónomo.

7. Si vas a alquilar un local pregunta por el IRPF que vas a pagar

Si has decidido coger un local u oficina no te olvides que lo más probable es que tenga retención de IRPF.

 

¿Qué significa?

 

Que además de pagar el alquiler al propietario tendrás que presentar el modelo 115. Esto significa que pagarás la retención de IRPF de ese alquiler. Cada trimestre.

 

Por eso es importante que conozcas desde el primer momento si el propietario te va a emitir las facturas con IRPF porque tendrás que pagarlo. Y esto no se puede deducir. Así que lo habías pactado del precio del alquiler resulta que se te va a incrementar.

 

Lee aquí: Cuándo es obligatorio presentar el modelo 115, rellena fácil.

Ayuda Express resuelve dudas y sigue adelante

8. Date de alta como operador intracomunitario y líbrate del IVA

Si vas a vender o comprar en la Unión Europea tendrás que darte de alta como operador intracomunitario.

 

Que no te asuste porque sólo significa que te libras del IVA.

 

Cuando compres lo que sea las facturas te llegaran sin IVA. Y cuando vendas lo mismo, si tu cliente es una empresa u otro autónomo.

 

Así de sencillo.

 

Para eso sólo tienes que presentar un modelo 036 informando a Hacienda. Luego te contestan y lo validan.

 

Si no te das de alta como operador intracomunitario las facturas iran con IVA y cuando compres algo no te vas a poder deducir ese IVA.

 

 

Lee aquí: En qué consiste darse de alta como operador intracomunitario.

9. Eres un comercio o tienes una tienda online

Si vendes productos en una tienda, sea online o física y tus clientes son de comercio al por menor, en su mayoría particulares, tu régimen es el de Recargo de Equivalencia.

 

No te dan a elegir.

 

Cuando compres productos para tu tienda las facturas tendrán IVA y Recargo de equivalencia. Tendrás que pagarlo. Por eso Hacienda te libra de presentar el modelo 303 IVA.

 

Ni pagas el IVA en Hacienda por tus ventas ni deduces por tus gastos.

 

Puedes pensar que no tienes que llevar un control de las facturas para luego declararlas en el IVA trimestral.

 

Pero...

 

De lo que no te libras es del modelo 130. Obligatorio. Con lo cual el control debes llevarlo igualmente. Claro que si lo piensas ese control lo deberías llevar con o sin impuestos que presentar. Porque de alguna forma debes saber cómo vas en tu actividad.

 

Lee aquí: Para qué se utiliza el modelo 309 sólo para recargo de equivalencia

¿Te han sido útiles estos consejos? ¿Acabas de empezar la aventura de ser autónomo? ¿O lo estás pensando?

Cuéntame, me encanta recibir tus comentarios.


Esto te va a gustar, está muy relacionado




Escribir comentario

Comentarios: 0