El error más frecuente en el modelo 303 IVA, revisa antes de presentar

Error más frecuente en el modelo 303 IVA

Ahí estás con tu modelo 303 IVA, rellenándolo. ¿Sabes qué hay unos errores muy frecuentes en el modelo 303? El revisarlo veinte veces no hace que te libres, acabas por no ver lo que está ahí. Cuatro ojos valen más que dos pero tampoco se trata de estar un montón de personas mirando la pantalla del ordenador a ver si descubres el error ¿te imaginas todos ahí sentados mirando? Bueno hay más que un error más frecuente, son varios, No te creas, todos hemos caído.


Las prisas no son buenas, el cansancio tampoco y el dejarlo para última hora tampoco ayuda. Hay errores que sólo te saltan a la vista cuando tienes el PDF en la pantalla ahí en grande y ves la casilla en blanco. Ahí te entran los sudores. Porque sí, suelen ser por dejar una casilla vacía. 

 

Y te estarás preguntando que como no vas a poner un importe en alguna casilla ¡qué tontería! Ya, ya pues verás.

Error 1: las adquisiciones intracomunitarias ni suman ni restan

Este es uno de los errores más frecuentes. No alteran el resultado. En el IVA de tus facturas emitidas tendrías que anotarlo y luego en el IVA de tus facturas de gastos también el mismo importe. Así que primero sumas y luego restas. 

 

Vamos que el resultado es el mismo, lo pongas o no. 

 

Para evitarlo depende de como rellenes las casillas. Mejor hacerlo todo junto. Primero IVA emitido y luego recibido. Así si se te escapa meter alguno el resultado sí variará.

 

Sabes que este tipo de operaciones tienes que declararlas también en el modelo 349. Así que lo malo es que si presentas primero el modelo 303 IVA sin los importes de las adquisiciones intracomunitarias te ves dándole vueltas a la cabeza que va a saltar. En este caso presenta un escrito en Hacienda indicando el error pero presenta el modelo 349, no dejes de hacerlo. 




Error 2: las Entregas intracomunitarias y Exportación están fuera del resultado

Esas casillas justo después del resultado que sólo son a nivel informativo. Aquí si que ni suman ni restan ni nada. Por mucho que lo revises si no lo has puesto el resultado será el mismo. 

 

Este es otro de los errores más frecuentes del modelo 303. Parecido al anterior. Pero aquí no hay forma humana de detectarlo. Lo único que quizá si en tu Excel o tu hoja escrita a mano donde tienes anotados los datos utiliza colores  Parece una tontería de las gordas pero no veas como ayuda. Subraya en el mismo color siempre las adquisiciones intracomunitarias y en otro color las entregas y las exportaciones. Así por lo menos te saltará a la vista rápido. No hay más trucos.

 

Y lo mismo, si no has metido el importe presenta un escrito en Hacienda y no dejes de presentar el modelo 349.

Error 3: el importe del arrastre a compensar del trimestre anterior

Este error es más detectable pero no te creas. Te fijas en el resultado del trimestre y te quedas tan contento. Y no te percatas en la siguiente casilla. Pues ahí entre medias, en plan a ver si no te das cuenta está la casilla para meter el importe del arrastre del IVA que tienes negativo arrastrando del trimestre anterior.

 

No te dejan presentar una complementaria porque Hacienda sólo lo admite si el resultado es más a su favor. Así que en este caso el resultado final siempre sería más a tu favor. Piensa que el importe que no has metido resta del resultado. 

 

Para solucionarlo, lo mismo. Presenta un escrito en Hacienda para rectificar la declaración presentada.

Error 4: el NRC salta erróneo

Estás ahí con tu papelito del banco con el NRC. Has pagado tu modelo 303 IVA y te han dado ese código larguísimo. Te pones a teclear letra por letra, número por número y ¡zas! salta aviso en toda la pantalla "NRC erróneo". Lo repites una, otra vez, veinte veces. Coges hasta una lupa no vaya a ser que eso que crees que es un 8 a ver si resulta que es una B. Pero nada. Y por supuesto para más gafe es por la tarde, no hay ningún banco abierto, bueno, alguno en un centro comercial que te pilla como a una hora de camino por no decir otra cosa.

 

Este error es más que frecuente. Le has dado un borrador a la persona del banco. Pero como todos somos humanos y nos equivocamos, ellos también. Basta con que el importe varíe en un sólo céntimo para que dé error. 

 

Antes de salir del banco revisa bien que pone el modelo, ejercicio, trimestre, NIF e importe correcto. Y si es posible no lo dejes para justo el último día. Así si te pasa esto puedes ir al día siguiente a que te lo arreglen. 

 

Claro que sí tienes certificado digital lo tienes mucho más fácil. Puedes solicitar el NRC desde la página de Hacienda y así no habrá ni un sólo error. Además ya que te toca pagar por lo menos evitáte carreras y paseos al banco.

 

Si ya no tiene remedio y el dichoso papel tiene ese error que ya has detectado después de revisarlo cual detective de esos de la tv, por mucho que sigas intentando averiguarlo no la página de Hacienda no te dejará presentar el modelo 303. 

 

Tendrás pagado el impuesto pero no podrás presentarlo. No es lo mismo. Hacienda te pondrá sanción por mucho que le digas que está pagado. Entonces vete al banco al día siguiente y presenta un escrito en Hacienda. 

Error 5: se me ha olvidado meter facturas

Eso de presentar el modelo 303 y descubrir en esa carpeta o en ese cajón más facturas es algo más frecuente de lo que puedas pensar.

 

Aquí no es tan complicado. Déjalo para el próximo trimestre, no pasa nada de nada. Piensa lo que te decía antes. Hacienda sólo permite presentar complementaria si el resultado final es a su favor así que en este caso el resultado sería a tu favor. Como se suele decir es peor el remedio que la enfermedad. Si te pones a hacer escritos e intentar rectificar es más complicado. Si te ha salido más a pagar por no meter esas facturas ¡qué se le va a hacer! En el próximo trimestre las metes y te bajará el resultado. No te preocupes que no las pierdes.

 

Si las facturas son de tus ventas lo suyo es que esté declarado en el trimestre que le corresponde por las fechas de esas facturas. Pero si lo metes en el próximo trimestre no suele pasar nada. No es que lo hagas por norma. Tampoco es eso. Si ha sido un error pues declara esas facturas cuanto antes, en el siguiente trimestre.

 

La cosa cambia si estás en el cuarto trimestre. Para tus gastos no pasa nada. Puedes meterlos en el primer trimestre del año siguiente. Pero tus ingresos no, son del año. Así que como el resultado final sí que sería a favor de Hacienda entonces presenta cuanto antes la complementaria, mejor todavía si no ha finalizado el plazo del vencimiento.

Error 6: me he equivocado de CIF, de importes, de etc.

Esto sólo es por si estás presentado más de un modelo 303. Aquí la organización es fundamental y como yo digo bloquear el tiempo sin distracciones.

 

Si no te puede ocurrir que vayas a presentar el de un amigo por ejemplo, que todos tenemos amigos a los que hacemos un favor, y en esto que suena el móvil. Te distraes, te pones a hablar. Al rato cuando cuelgas estás con la cabeza en otra cosa. Así que coges el CIF que no corresponde a los datos que tienes ahí en el papel, rellenas el modelo 303 y presentas. 

 

¿Y cómo lo descubres? Cuando tecleas ese CIF otra vez en la declaración que corresponde y te salta el mensaje de rechazada por duplicidad. Te cuesta caer en lo que ha pasado. Los sudores son pocos. Te entra más bien un mareo de caerte de la silla.

 

Y también cosa tampoco rara es que te confundas de hoja y no te des ni cuenta que en ese papel pone otro trimestre anterior. Lo rellenas y presentas. Con los datos igualitos que ese trimestre, a partir de ahora maldito.

 

Claro que este tipo de error puede pasar con cualquier declaración, no sólo con el modelo 303 IVA.

 

Si no estás en el último día puede tener arreglo. Complicado y paseos a Hacienda en un intento desesperado de que te anulen el modelo 303 presentado. 

 

Por eso lo mejor es que sí estás presentado impuestos corta teléfono, correos, whatsapp y a quien sea que esté a tu lado hablándote. Y si es posible no lo dejes para el último día. No sólo por esto. Es que puede pasar cualquier cosa con el ordenador y ahí sí que por mucho que te tires de los pelos no hay solución.

 

Ahora que ya sabes cuáles son los errores más frecuentes en el modelo 303 IVA ¿Te ha pasado alguno de estos errores? ¿Cuál es el tuyo o por ahora no te ha pasado nunca?

Espero tus comentarios, estoy deseando oírlos.


Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Alberto (sábado, 28 enero 2017 10:27)

    Buenos días,

    Llevo 4 años compensando el iva (2013 a 2016). Y claro, se supone que puedes compensarlo durante 4 años.
    En la siguiente trimestral del modelo 303, es decir, en el 1T de 2017, que seguramente también me salga negativa. Ya tendría que dejar fuera algunos importes (1T de 2013), o no es asi y funciona por años enteros?.

    Un saludo y espero tus consejos

  • #2

    Ana (sábado, 28 enero 2017 19:00)

    Hola Alberto, gracias por pasarte por aquí!
    La compensación es hasta 4 años como bien dices. Es por años. Si en el cuarto trimestre decides no solicitar devolución no podrás seguir compensando.
    Saludos!

  • #3

    Alberto (sábado, 28 enero 2017 20:28)

    Aaah. Ahora entiendo. Son 4 años consecutivos compensando, si mal no te he entendido. Al sobrepasar esos 4 años con el siguiente trimestre, habría que empezar a 0 a compensar, verdad.

    Muchas gracias, por solucionar mis dudas, casi me he equivoco entonces