· 

Solicita aplazamiento si no puedes pagar ahora

Claves para solicitar aplazamiento en Hacienda

ACTUALIZADO 2019

Hay veces que no podemos pagar justo en ese momento el impuesto que vence en esos días, o quizás tienes una deuda que no puedes hacer frente de golpe. No te preocupes, puedes solicitar un aplazamiento. Ahora nos lo han complicado un poquito. Hay algunos impuestos que no se pueden aplazar. Sigue leyendo para averiguar todas las claves.


El caso más frecuente de los aplazamientos de Hacienda es el modelo 303 IVA.

 

Está claro que lo del IVA de las facturas emitidas no lo hace nadie. Me refiero a que ese IVA no es tuyo. Deberías ir apartando ese dinero. Pero eso ¿quién lo hace? Nadie. Al final acaba en el flujo de liquidez de tu actividad. Cuando llega el vencimiento del trimestre es cuando llega el problema.

¿Qué significa un aplazamiento?

Te puede parecer obvio, solicitar unos plazos de tu deuda. Desde el momento en el que vence un impuesto se convierte en deuda. 

 

Ten en cuenta que es eso, una solicitud. Hacienda puede aceptarlo o no.

 

Tramitar un aplazamiento no significa que ya estás tranquilo con tus cuotas de los plazos. Primero tiene que llegar la notificación de que lo aceptan.

 

Si no lo aceptaran te llegará el importe con recargo. Incluso la contestación que recibas de Hacienda puede ser algo distinta a tu solicitud. Diferentes plazos por ejemplo.

 

El aplazamiento de seguros sociales funciona de una forma completamente diferente. No es algo tan automático por Internet, tampoco se puede aplazar todo y depende de los casos.

¿Qué impuestos no se pueden aplazar?

Desde enero del 2017 hay algunos impuestos que no se pueden aplazar.

  • Modelo 111 IRPF trabajadores y profesionales.
  • Modelo 115 IRPF retenciones del alquiler.
  • Modelo 123 IRPF pagos a cuenta sobre determinados rendimientos del capital mobiliario.
  • Modelo 202 pago a cuenta de Sociedades.

Antes era posible tramitar estos aplazamientos como todo el resto de impuestos a través de la página Hacienda, aunque en la mayoría de los casos se denegaba.

 

Lo único que se conseguía era ganar un poco más de tiempo y evitar la sanción de no haberlo presentado.

 

Ya no se puede. Cuando estás presentando un impuesto que vence ahora y ves la opción te hará pensar. Si está ahí por algo será.

 

Pero no. Nada más lejos de la realidad.

 

La solicitud llegará sistemáticamente denegada y te encontrarás con ese impuesto sin pagar y con recargos.

 

Un debate sería el por qué figura esa opción en la forma de pago de todos estos impuestos. Pero no es el caso de este post.


¿Cuándo se pueden aplazar los impuestos?

Puedes solicitar el aplazamiento cuando:

  • Estás dentro del plazo del vencimiento de algún impuesto, por ejemplo el modelo 303 IVA. Puedes hacerlo en el mismo momento de la presentación por Internet.
  • Estás presentando un impuesto fuera de plazo, por ejemplo el modelo 130.
  • Tienes una deuda de impuestos anteriores o por cualquier problema, incluso cuando ya se encuentra en ejecutivo. En este caso antes de realizar la solicitud de aplazamiento es mejor que conozcas el importe exacto con sanciones y recargos incluidos. Lee por aquí para averiguar la deuda exacta.

Acuérdate que es sólo una solicitud. Hacienda tendrá que aceptarlo o no.

Qué hay que aportar para la solicitud de aplazamiento en Hacienda

La clave está en si el importe es inferior o superior a 30.000 euros. De ahí depende la documentación que debes aportar o no.

 

Pero ¿de dónde sale este importe?

 

No te creas que es algo tan sencillo como parece. Puede que en algún trimestre anterior hayas solicitado un aplazamiento, incluso de otro impuesto.

 

Porque no solo es del impuesto o deuda que tienes ahora si no de la suma incluyendo cualquier importe anterior.

 

Un ejemplo.

 

En el anterior trimestre solicitaste aplazamiento del modelo 303 IVA. Ahora, en el siguiente trimestre, te encuentras con que no puedes hacer frente al pago del modelo 130. Si la suma de ambos impuestos supera los 30.000 euros entonces la documentación es diferente.

 

Cuando la deuda que necesitas aplazar es superior a 30.000 euros Hacienda exige que aportes una aval del banco.

 

Puedes solicitar tu aplazamiento por Internet. Más tarde te llegará una notificación dándote un plazo para aportar el aval o cualquier otra documentación que estimen oportuno.

¿Qué plazos se pueden solicitar en Hacienda?

En la solicitud del aplazamiento tú eres quien vas a indicar los plazos que mejor que te convengan y puedes poner el mes que te viene bien empezar.

 

Las fechas de las cuotas sólo pueden ser el día 5 o el día 20. No el día que mejor te venga.

 

Como acabas de leer la clave está en si el importe es inferior o superior a 30.000 euros. Acuérdate que es la suma de todas las deudas. No solo de la que necesitas solicitar aplazamiento ahora,

  • Inferior a 30.000 euros: hasta 12 meses.
  • Superior a 30.000 euros: hasta 36 meses.

Fíjate que es hasta. ¿Qué significa? Que puedes elegir menos meses.

 

Los plazos suelen ser mensuales. Pero no es obligatorio. Puede que para tu caso concreto te venga mejor hacer el pago en dos plazos por ejemplo. Y hacerlo dentro de tres meses en esas dos veces. O en un solo pago dentro de x meses.

 

Eso sí. Si cuando hagas tus cálculos los plazos van a ser de por ejemplo 10 euros al mes Hacienda lo va a denegar. Piensa en algo con sentido común, razonable y coherente.

Solicitar aplazamiento en Hacienda tiene intereses

Si te conceden el aplazamiento tiene un coste.

 

Supone pagar en torno al 4% más de intereses. Anteriormente estaba en el 5%. Se añadirá al importe total.

 

No es mucho y todo depende de cada situación. Si no puedes pagarlo en este momento mejor será aplazarlo aunque sea pagando un poquito más. Si el impuesto está venciendo ahora así ganas tiempo y no acabar en recargos y sanciones por presentar fuera de plazo que suponen un coste mucho mayor.

¿Qué pasa si no pago una cuota?

Puede que este mes hayas tenido algún problema y no has podido pagar la cuota. No te preocupes. 

 

El aplazamiento no se interrumpe ni se anula. Te enviarán una notificación con la carta de pago para que acudas al banco a pagarlo dentro de unas fechas que marcan, eso sí, te llegará con un 20% más de recargo. 

 

Si al finalizar el periodo del aplazamiento no has pagado el importe completo entonces te llegará una notificación con recargo y si no se abona entonces puede acabar en embargo.

¿Necesitas solicitar un aplazamiento? ¿Sabías las claves de los aplazamientos en Hacienda?

Cuéntame, ¿sabes? estoy deseando recibir tus comentarios.


Aprovecha ahora para saber esto muy relacionado




Escribir comentario

Comentarios: 0