Decide y avanza

Seguramente eres de lo que estás dando vueltas a la cabeza. Y más vueltas. Puedes estar así días, quizá meses. Un día ocurre sin más. Tuerces la esquina y ya no puedes volver, estás al otro lado. Hay algo en ti que cambia por completo y aunque a veces puede ser sutil, inapreciable, lo notas. Ya nada es lo mismo. Lo que te valía hasta ahora como forma de vida, como visión principal, deja de servir.  Suele ocurrir en un instante, que lo llena todo. 


Quizá has visto con nitidez que la relación que mantienes no te llena y no tiene sentido.

 

Quizá  has tenido tantos problemas en el trabajo que sólo puedes decirte una frase, hay que salir de aquí, salvarse.

 

Quizá no te ha dado ni tiempo a sentirlo, ha sido tan de golpe que de un día para otro te encuentras sin trabajo.

 

Quizá llega ese momento en el que dices hasta aquí he llegado, basta.

 

Quizá estabas tan feliz en esa situación, incluso dabas todo por ello, pero algo o alguien pasito a pasito te han conducido al punto a donde has llegado, sin quererlo.

 

Lo que está claro es que todo en ti empieza a pensar en salir de ahí, en hacer otras cosas totalmente diferentes. Todavía sigue pasando más tiempo.

 

No te das cuenta que estás en el otro lado, que has torcido la esquina y ya no tiene vuelta atrás. Por eso sigues dejando pasar el tiempo, sin decidirte a nada en concreto.

 

En este punto es donde más se tarda en reaccionar. En las vueltas eternas de cabeza. Pisando terreno de incertidumbre, tierra de nadie.

 

Decide. Sólo eso. Decide. Lo más complicado. Pero de verdad que cuando decides todas las piezas encajan, como si de un gran puzzle se tratara.

 

Esa parte de ti, la del coraje, sale a flote y te mueve, te arrastra literalmente. Te levantas por la mañana ideando. Te despiertas varias veces a media noche de los nervios.

 

Porque por supuesto no es fácil, más bien es muy complejo llevarlo adelante.

 

Y te entra miedo. Sí, del que paraliza, del que te dice ¿Cómo lo voy a hacer? ¿Cómo lo voy a conseguir? "es imposible". Llevas tanto tiempo haciendo las cosas como siempre, dentro de una rutina, que es como un abismo delante.

 

"Como no sabía que era imposible lo hice"

"Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo" 

Albert Einstein

 

Una vez decidido, avanza. Paso a paso. Pero sin detenerte.Recuerda que ya estás en el otro lado.

 

Es muy difícil dar marcha atrás. Puede ser que ya no esté en tu mano, alguien ha tomado la decisión por ti. No te detengas. No dejes pasar el tiempo. Avanza. Sigue adelante. 

 

Todo proyecto, toda idea nace así. Decidiendo y avanzando. Marcando pasos. Pequeños. Para llegar al objetivo.Como siempre se dice si no lo intentas no lo consigues. Al menos inténtalo.

 

Además ¿Sabes una cosa? Si antes ponías pasión en lo que hacías, este proyecto tuyo, precisamente por ser tuyo, te llevará a asombrarte de lo que eres capaz, mucho más de lo que te imaginas.

¿Te pasa a ti lo mismo? 

Cuéntame, estoy deseando oírte, espero tus comentarios.


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Manuel (martes, 05 julio 2016 22:24)

    La confianza en uno mismo es super importante, y es verdad que cuando hacemos las cosas. generalmente siendo honestos y estando en el mundo salen bien

  • #2

    Ana (martes, 05 julio 2016 22:37)

    Hola Manuel, gracias por comentar!
    Como tú dices la confianza lo es todo, a veces no nos damos cuenta hasta donde podemos llegar, perdiéndonos en indecisiones. Es cierto que siendo honestos, dando lo mejor de nosotros, sin perderse por el camino de los miedos y la desconfianza es cuando se consiguen muchas cosas. Lo más importante decidir y creértelo.
    Saludos!