¿Puedo deducir la gasolina del coche?

Deducir la gasolina del coche como autónomo

Tienes un coche, el que usas para todo. Tan pronto estás haciendo gestiones para tu actividad económica o de visita a algún cliente como estás utilizándolo el fin de semana para ir al cine, a cenar o llevando a los niños de aquí para allá. Es normal, sólo tienes un coche. ¡Más quisieras tener dos! Pero no están las cosas como para eso.


Es lo normal. Si tienes que ir a base de autobuses a ver a tus clientes me temo que tu productividad bajaría por los suelos. Me refiero si no vives en el centro de una ciudad.

 

Hacienda no lo ve tan normal. Esa es la mala noticia. Por eso en casi todas las inspecciones quitan importes elevados por este concepto.

¿Cómo deducir la gasolina si el coche lo utilizo también para mis cosas personales?

Para poder deducir el 100% de la factura (no es válido tickets, de esos que nos dan y no sirven para nada) el vehículo tendrá que tener sólo uso para la actividad económica.

 

La situación se pone difícil salvo excepciones claras como coches de autoescuela, transporte de viajeros o camiones.

 

Tendrás que tener otro tipo de justificantes, por ejemplo, una factura de un cliente que demuestre los desplazamientos.

 

Si no es el caso lo mejor es meter sólo el 50% porque Hacienda entiende que además de tu trabajo seguro que lo utilizas para tus cosas personales.

 

Da igual que tengas el coche a nombre de la empresa, si no tienes otro vehículo a tu nombre la Agencia Tributaria seguirá pensando lo mismo.

 

Por supuesto y es algo obvio, las facturas deben tener fecha de días laborales. Podrás deducir el 50% de gasto y de IVA pero lamentablemente nada en IRPF si estás en el caso de ser autónomo individual, una contradicción total. 

 

El mismo concepto es aplicable a las reparaciones, parking o peajes. 


¿Deduces la gasolina? ¿Cómo lo haces?

Cuéntame, me encanta oírte, espero tus comentarios.


En un momento averigua algunas cosas más





Escribir comentario

Comentarios: 0