Lo que te puede pasar si presentas tus impuestos el último día

Lo que te puede pasar si presentas los impuestos el último día

Hoy es el último día para presentar modelo 303 IVA domiciliado, día 15. Bueno, y el resto de impuestos también. Es obligatorio presentar por Internet.

 

Tu mesa está hasta arriba de papeles. Lo tienes controlado. No querías presentarlos ayer porque preferías meter en el cálculo una última factura que un proveedor se ha retrasado en entregar y hasta hoy no te llega. Bueno, fácil. 


Por fin te llega la factura y puedes darlo por terminado. La metes en tu programa de contabilidad y lo vuelves a calcular. Ya sólo queda abrir Internet y presentar.

 

Entras en la página de la Agencia Tributaria, eliges el modelo. Lo cumplimentas con los datos y haces clic en enviar. Se abre la pantalla de esa ruedecita arriba que gira, procesando, pensando.

 

Y ahí se queda la ruedita dando vueltas y vueltas. Minutos de tensión que se hacen eternos. 

 

No te atreves a cerrar la página porque a ver si justo en medio de la presentación del impuesto se produce algún error. No sale nada. Después de un rato aparece el mensaje, "necesita la última versión de Java". ¿Qué? ¿Cómo puede ser si ayer funcionaba perfectamente?

 

Decides cerrar la página, no tiene remedio. Buscas la última actualización y haces clic en descargar. Vuelta a esperar. Parece que hoy no funciona nada.

 

Te preguntarás que es eso del Java. Es una aplicación informática que de forma obligatoria utiliza la Agencia Tributaria para realizar muchos de sus trámites a través de su página web.

 

Sin la última versión de Java no se puede presentar ni un impuesto. Y para más obligatoriedad exigen que la presentación de impuestos se efectué por Internet. Así que ya me contarás como se soluciona este lío.

 

El reloj va avanzando. En medio de lo que ya empieza a ser una crisis de estrés llamas a Informática de la Agencia Tributaria. Consigues después de un buen rato hablar con alguien. Efectivamente, han hecho lo del Java.

 

Da igual lo que les digas, mira que no hay días en el año para hacerlo justo ahora. Te indican que lo descargues de la opción offline porque la normal da problemas. 

 

Después de pelearte literalmente contra el ordenador consigues instalar el dichoso Java.

 

Bueno, y ahora a lo que importa, presentar los impuestos. Ya han pasado casi dos horas y tienes un estado de nervios que estás para poco más. Luego entrar en la página de Hacienda. Otra vez todos los pasos. Funciona, lento, muy lento. Cruzas los dedos. 

 

Cuando ves el pdf de la presentación casi te dan ganas de llorar del alivio. Esto es una historia real. Lo de actualizar el Java los últimos días, anteriores al 15 o al 20, no es raro.

 

Hoy día 20 no se ha producido lo del Java. Ha sido peor. ¿Peor? Sí, simplemente la página de Internet de Hacienda no funciona, se queda colgada. 

 

Son las 13:30 h. y no hay forma. Salta un mensaje diciendo que en caso de error informático se llame a un teléfono. Lo primero que hago es lógicamente llamar. Imposible. En cuanto suena el tono se corta la llamada.

 

Cuelgan en soporte por Twitter que se ha producido un error y que lo están solventado. ¡A día 20! Veo tweets que hay gente que no ha podido llevar su borrador al banco para solicitar su código NRC pagar su impuesto porque los bancos cierran a las 14:00 h. y luego poder presentarlo.

 

Sobre las 15:00 h. vuelve a ir. Después de pasar 2 horas de infarto, sin comer, pendiente de la dichosa página, los bancos ya han cerrado, el último impuesto presentado. Eso sí, en muy pocas, contadas ocasiones amplían el plazo al día siguiente. 

 

No sé, da que pensar que estas situaciones se produzcan justo el último día. No digo que sea afán recaudatorio pero desde luego que la página de Hacienda no tenga un servidor como Dios manda, en fin, que cada uno opine.

 

Ahora imagínate por un momento que no sólo tienes un impuesto, que esa factura que has estado esperando se la entregas a tu asesoría el último día pensando que estás en plazo.

 

Se produce un colapso porque quizá no eres el único que haces lo mismo y resulta que los emails se llenan de estas últimas facturas de varias empresas a la vez. Volver a calcularlo. Y lo que es peor que con las prisas del no llego se pueden producir hasta errores.

¿Te ha pasado alguna vez esta situación? 

Cuéntame, me encanta recibir tus comentarios.


¿Te interesa esto que está muy relacionado?




Escribir comentario

Comentarios: 0