18 Gastos que te puedes deducir siendo autónomo

18 Gastos que te puedes deducir siendo autónomo

Si eres autónomo o freelance hay muchos gastos que te puedes deducir. Para que los impuestos te salgan menos a pagar es mejor que conozcas los gastos que puedes incluir.


No sé si tú serás de los que no piden factura de casi nada. Luego cuando llega la hora de los impuestos te encuentras con que no tienes apenas gastos y claro sale a pagar. Sin remedio.

 

No es cuestión de ir pidiendo todas las facturas que no tienen nada que ver con tu actividad. Pero tampoco por no entretenerte no tener más que tickets que para poco sirven.

 

Así que ¿quieres ver qué gastos te puedes deducir como autónomo?

Facturas de tu actividad. No mezcles con tus cosas personales.

Esto es obvio. O no tanto. Cuando eres autónomo o freelance tu vida personal se mezcla con tu actividad. Cuesta mucho separarlo. Pero debes hacerlo.

 

Solo puedes deducir los gastos relacionados con tu actividad. Pero esto no es solo por Hacienda si no por ti mismo.

 

Si no lo separas no vas a saber nunca si ganas o pierdes. Y vas a ir a base de intuiciones. De susto en susto.

 

¿Sabes que...?

  • La compra del súper de tu casa no vale. Ir a Mercadona y cargar el carrito está muy bien pero no pierdas el tiempo pidiendo la factura. Solo si tienes un bar por ejemplo donde puedes utilizar esos productos.
  • Ir de compras y cargar con ropa y zapatos tampoco te molestes en que te hagan la factura. Solo si tienes empleados que vayan con uniformes y esa ropa es de ese tipo.
  • Los juguetes de tus hijos tampoco entran. A no ser que tengas una tienda que los vende. O sean de tipo atención al cliente.
  • Las comidas, cenas y copas con tus amigos o familia del domingo tampoco entran. Y menos aún si es justo al lado de la playa y tú vives en otro sitio.
  • Irte de vacaciones en pleno agosto y meter las cervecitas del chiringuito al borde del mar tampoco. Sería difícil justificar que es con un cliente.
  • Bueno que no quiero enrollarme ¿lo has pillado?

Facturas sí. Tickets no.

Esos pequeños papelitos que casi siempre acaban arrugados en cualquier bosillo no sirven más que para ir a la basura. Los tickets sirven para poco.

 

Puedes deducir algunos en el modelo 130 pero para el IVA no valen para nada. Bueno sí, para tenerlos por ahí tirados. En el coche, en el bolso, en un cajón.

 

Es mejor que te pares un momento y pidas la factura. Si no solo vas a tener ingresos por los que pagar IVA y modelo 130 y apenas gastos.

Esta es la lista de gastos que te puedes deducir como autónomo

Estos gastos acuérdate siempre con factura a tu nombre como autónomo o freelance. No vale que estén a nombre de otra persona. Cosa muy frecuente si trabajas en casa.

 

Como vas a ver en cuanto empieces a leer siempre deben ser relacionados con tu actividad. Aplica el sentido común.

 

Son gastos si estás en régimen de estimación directa normal o simplificada. Como ves puedes incluir más gastos en el modelo 130 y en tu  Renta que no solo son facturas.

 

1. Material para el desarrollo de tu actividad.

Aquellos productos que no te queda otra que comprar para realizar tu actividad. Por ejemplo, si tienes un bar: productos de alimentación. Si tienes una tienda y vendes lo que sea, los productos que vendes y compras a un tercero.

 

2. Relacionados con tu local u oficina.

Alquiler, seguro, luz, agua, gas, teléfono, Internet, reparaciones, ibi, comunidad.

 

3. Relacionados si eres profesional.

Cuota colegio profesional si es para ejercer la actividad que realizas actualmente.

 

4. Si trabajas en casa.

Puedes deducirte luz, agua, gas, teléfono, seguro, reparaciones, etc. Pero solo hasta un 30% siempre y cuando lo hayas indicado en el modelo 036. Vamos que tienes que poner que en tu casa se desarrolla tu actividad en un porcentaje que calculas sobre los m2 totales.

 

5. Si tienes página web.

El dominio, hosting, cualquier herramienta que utilices como almacenamiento en la nube, marketing, etc.

 

6. Comidas y cafeterías.

Desde enero 2018 puedes deducir hasta 26,06 por dietas. Y hasta 48,08 si es en el extranjero. Para poder deducírtelo tienes que tener las facturas, de un establecimiento de hostelería y pagado por medios electrónicos.

 

7. Viajes.

Siempre y cuando sean por motivos de trabajo. Desde enero 2018 va junto al punto anterior que te comentaba. Porque en las dietas no solo se incluye comidas, cafés y demás si no también hoteles. No se te olvide los billetes de avión o tren. Pero no valen las vacaciones en agosto a algún lugar exótico. ¡A no ser que puedas demostrar que allí tienes un cliente!

 

8. Gasolina, parking, peajes, reparaciones.

Podrás deducir el 50% porque Hacienda estima que tu coche no solo lo utilizas para tu actividad si no también para tus cosas personales. Siempre aplica el sentido común. Si en tu actividad no tienes porque realizar visitas a clientes, ir a hacer compras o desplazamientos no tendrá tanto sentido que utilices el coche.

 

9. Cuota de autónomos.

Si tienes obligación de presentar el modelo 130 no se te olvide incluir las cuotas de autónomos que hayas pagado.

 

10. Cursos de formación.

De cualquier tipo que te sirva para aprender y seguir adelante. Ser autónomo es estar aprendiendo continuamente. Aprovéchalo e inclúyelo.

 

11. Comisiones bancos y visas.

Las comisiones que te cobra el banco por todo inclúyelas para los gastos del modelo 130. Y si tienes venta por tarjeta seguro que el datáfono del banco, la tpv virtual o cualquier pasarela de pagos se quedan con una comisión.

 

12. Atención al cliente.

Quizá por tu actividad eres de los que siempre tienen detalles con el cliente. Por ejemplo, unos caramelos, un regalito, un detalle. No te olvides de pedir factura e inclúyelos.

 

13. Publicidad.

Tanto si realizas unos folletos impresos como si haces publicidad online no te olvides de incluirlo. Además puedes meter todo lo relacionado. Desde la factura de quién te ha hecho el diseño pasando por la imprenta hasta el buzoneo.

 

14. Tus empleados.

Si tienes algún empleado para el modelo 130 mete las nóminas por la base (no es lo que pagas) y la seguridad social.

 

15. Uniformes.

Si tienes una tienda o un bar o restaurante normalmente tus empleados tendrán que ir con uniformes. Aunque sea la misma camiseta. Aquí no vale incluir esa ropa que te compras para ti y tu familia.

 

16. Facturas de otros autónomos.

Por cualquier servicio que hayas tenido que encargar fuera. Quizá sean profesionales. Acuérdate que es por la base imponible sin IVA ni IRPF.

 

17. Materiales y servicios varios.

Papelería, cartuchos de tinta de la impresora, correos, mensajería, suscripciones, etc.

 

18. Maquinaria, vehículo, mobiliario, ordenadores: bienes de inversión.

Aquí como autónomo el tema se complica. No mucho. Tienes que tener en cuenta por un lado el IVA y por otro el IRPF.  Para el IVA puedes incluirlo todo. Pero para el IRPF toca amortizar. Que no te asuste la palabra. Tendrías que ir metiendo un importe cada año hasta que se quede amortizado. Esto lo dejo para otro post porque no es difícil pero para que lo pilles mejor hay que explicarlo un poco más.

¿Has descubierto algún gasto que se te había pasado por completo?

Me encanta recibir tus comentarios ¿me cuentas y compartes?


Aprovecha ahora, esto está muy relacionado


¿Qué hacer con el IVA de los tickets?

¿Cuándo puedo solicitar

la devolución del IVA?

¿Puedo deducir el IVA de mis gastos

en una actividad exenta?



Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Marta (jueves, 18 enero 2018 22:14)

    Muy buen post para los que estamos empezando en este mundillo! Deseando estoy que nos hables de las amortizaciones! Un saludo

  • #2

    Ana (viernes, 19 enero 2018 06:46)

    Hola Marta, gracias por comentar! Las amortizaciones en autónomos es algo un poco más difícil de pillar. En breve, paciencia.