10+1 Claves para el cierre del año autónomos y presentar tus impuestos en enero

Falta contenido NRC

Descubre las claves para el cierre del año como autónomo o freelance y presenta tus impuestos de enero del cuarto trimestre y las declaraciones anuales. Es fácil. Mejor sigue el método para ir con seguridad.


Enero es el momento como autónomo de tener en cuenta las claves para presentar el cuarto trimestre y las declaraciones anuales. El cierre del año es sencillo si sigues los pasos. Si no se puede convertir en una verdadera pesadilla.

 

¿Empezamos?

1. Revisa listados de facturas

Después de incluir las últimas facturas del año toca revisar. Un poco rollo lo sé pero no queda otra para ir sobre seguro.

 

Es muy normal que haya errores. A veces gordos y otros pequeños. Pero son de los que te van a llevar a los dolores de cabeza.

 

Esto es lo que suele pasar en el cierre del año como autómo. Mira que no sea tu caso:

  • Facturas emitidas sin meter: revisa la numeración que no haya saltos.
  • Facturas duplicadas sobre todo de gastos: puede que una vez la hayas metido por el nombre de la empresa y otras por el nombre comercial.
  • Que no falte ninguna factura: sobre todo de esas que son todos los meses que no te das ni cuenta. Por ejemplo, el teléfono, la luz, el alquiler (si lo tienes), etc.

2. Cuarto trimeste, incluye todo lo que no has declarado en el año

Cuando piensas en el cuarto trimestre, en el último del año mejor que eches para atrás. No te quedes con las fechas exactas.

 

¿Has revisado los listados de facturas? Te lo digo porque así tendrás los datos.

 

No mires el último trimestre como otro cualquiera. Pon la cabeza desde el 1 de enero.

 

Se trata de ver los totales del ejercicio para hacer el cierre del año como autónomo. Luego hacer una pequeña resta. Ves anotando por cada tipo de IVA lo que te sale en los listados de facturas. Acuérdate, la suma del año.

 

Después sumas lo que ya has declarado en anteriores trimestres y lo restas a ese total.

 

El cuarto trimestre va por diferencia. De esta forma te asegurás que lo vas a tener todo declarado sin olvidos en listados o en declaraciones.

 

Pero esto no solo vale para el modelo 303 IVA si no para cualquier otro impuesto. Por ejemplo el modelo 130 sin ir más lejos.

 

Si haces el cuarto trimestre por las fechas desde el 1 de octubre hasta el 31 de diciembre podrías estar incluyendo algun error que has ido arrastrando todo el año.

3. Mira que impuestos has presentado en todos los trimestres

Ya, que te lo sabes de memoria los impuestos que presentas. Pero... ¿has presentado por ahí suelto algún impuesto de los que no sueles tener?

 

Aunque hayas presentado un solo trimestre tienes obligación de presentar la declaración anual que corresponda como autónomo.

 

¿Qué significa?

 

Imagínate que a principios de año contrataste a otro autónomo profesional que te envio su factura con retención de IRPF. Presentaste en su día el modelo 111. Pero luego no volviste a contratar sus servicios. Pues no se te olvide presentar la declaración anual, el modelo 190. Si no tendrás problemas.

 

Lo mismo pasa con un alquiler que pagabas y te cambiaste de local. O si tenías algún empleado y ahora ya no tienes ninguno.

 

El año es largo y es fácil que te olvides. Piensas en el momento presente y no caes en lo que pasaba hace ya unos cuantos meses.

4. Toca presentar las declaraciones anuales de enero

En enero junto al cuarto trimestre toca presentar las declaraciones anuales. De todos los impuestos.

 

Acuérdate. Aunque solo hayas presentado un trimestre suelto tienes obligación de presentar las anuales.

 

En las declaraciones anuales de autónomos es donde cuadran todos los datos.

 

Para seguir un método para el cierre del año lo mejor es hacer una hoja de Excel para ir anotando los trimestres que has ido presentando. Así tendrás una suma total y te será más fácil y sobre más seguro para cuadrar todo al céntimo.

 

Bueno eso en el caso de que no tengas ningún programa y te apañes con Excel que es más que suficiente.

 

Te dejo unos tips que te van a venir bien:

  1. Si presentas el modelo 130 revisa que los ingresos declarados en el modelo 390 IVA no sean inferiores. Sería un problema.
  2. No te olvides de las operaciones intracomunitarias en el modelo 390.
  3. Revisa bien los datos y los importes totales del modelo 180 y del 190 porque de aquí salen los datos de Hacienda para la Renta. Es donde está la clave. Si no cuadra luego en junio vendrán los problemas a la velocidad del rayo.

5. No te olvides del modelo 347

Seguro que piensas que no es momento de entretenerse con el modelo 347 con todo el trabajo que tienes por delante.


Desde luego que no.

 

Pero como ya has revisado los listados de facturas irás sobre seguro y mucho más rápido cuando te pongas con ello. Por eso es importante hacerlo antes del cierre del año como autónomo.

 

Imagina que no has detectado una factura sin incluir o al revés duplicada. ¿Qué pasaría? Que el modelo 303 IVA y el modelo 390 anual irían erróneos.

 

Luego te pones con el modelo 347 y te das cuenta del error. Es más complicado arreglarlo porque ya no puedes tocar los impuestos que ya están presentados. Con lo cual no puedes introducir una factura ni quitar otra duplicada.

6. ¿Has ido arrastrando IVA negativo?

Momento de nervios y sudores. De repente te das cuenta en que ese importe negativo de algún trimestre anterior no lo has restado.

 

¿Qué es esto?

 

Cuando el resultado del IVA es negativo en cualquier trimestre es como una hucha que vas haciendo poco a poco a lo largo del año.

 

En el siguiente trimestre lo restas si te sale a pagar o lo sumas si te vuelve a salir negativo.

 

Lo ma´s frecuente es que cuando vas a hacer el modelo 390 anual no te cuadra. Le das mil vueltas pero nada. Eso casi fijo es que algún error en algún IVA anterior. Y ese error suele ser que no has incluido el arrastre negativo.

 

Si no has presentado aún el último trimestre todavía estás a tiempo. Puedes ponerlo ahora pero mejor acompáñalo de un escrito porque si no Hacienda no va a entender de donde sale ahora ese importe.

 

Si tenías también un importe negativo del año pasado no se te olvide ponerlo en el modelo 390 para que te cuadre el resultado.

 

Así ya tendrás terminado y listo el cierre del IVA del año como autónomo.

7. ¿Has puesto las retenciones de IRPF de tus facturas en el modelo 130?

También muy frecuente es que te hayas saltado la casilla del modelo 130 donde se anotan las retenciones de tus facturas emitidas.

 

Quizá no lo sabías. Por lo menos ahora en el cuarto trimestre revisa bien e inclúyelo. Como es lógico te bajará el resultado.

8. ¿Vas a solicitar devolución de IVA?

Si vas a solicitar devolución del IVA entonces debes tenerlo todo "perfecto". Ningún error.

 

Lo más normal es que tengas una inspección. Así que te pedirán mil y una historias. Desde listados hasta facturas. Tendrás que tenerlo todo reluciente.

 

Si la devolución de la Renta para autónomos es algo más complicado lo del IVA ya ni te cuento.

 

Puedes estar tiempo y más tiempo.

 

No cuentes con ese dinero en un plazo breve porque no es lo normal. Te puedes ver pagando algunos trimestres y mientras esperando.

 

Acuérdate que además de indicar la solicitud de devolución en el modelo 303 también tienes que ponerlo en el 390 IVA anual.

9. ¿Pagas o has pagado un alquiler por tu local u oficina?

¿Te acuerdas lo que te decía antes? Si has pagado un alquiler por tu local u oficina no se te olvide presentar el modelo 180, el anual.

 

Puede que hayas dado la baja de la obligación de presentar el modelo 115 pero el anual va por otro lado. No te queda más remedio que presentarlo. Aunque solo tengas un mes de alquiler.

 

Igual que para el IVA cuadra bien todos los importes.

 

¿Lo más sencillo?

 

Mira las bases imponibles de todos los meses de alquiler (si no te envían las facturas) y luego resta lo que ya has declarado y pagado. Por diferencia va al cuarto trimestre.

 

Luego ya tienes la suma total que pones en el modelo 180 en la declaración anual. Así tienes el cierre del año.

10. ¿Tienes o has tenido algún empleado? ¿O has recibido alguna factura de otro autónomo profesional?

Aquí pasa lo mismo que para el alquiler. El modelo 190 anual es de donde Hacienda saca datos para la Renta. No los tuyos si no de esas personas que has declarado y por lo tanto pagado sus retenciones de IRPF.

 

¿Qué significa?

 

Si hubiera algún error saltaría en el momento que esa persona hiciera su declaración de la Renta. Y entonces Hacienda te enviaría una notificación. Esto es algo muy inmediato.

11. ¿Has dado la baja de actividad a lo largo del año?

Si has dado la baja de actividad en cualquier mes del año ten cuidado de no olvidarte de las declaraciones anuales.

 

Será tu última obligación en tu actividad económica como autónomo.

 

Aunque hayas tenido actividad un solo mes del año tienes obligación en enero presentar las anuales. Las que te correspondan. No solo el IVA.

El cierre del año de autónomos es sencillo si sigues los pasos y no te olvidas de nada. Así luego puedes presentar tus impuestos del cuarto trimestre y las declaraciones anuales. ¿Te acordabas de todo? ¿Has descubierto algo nuevo?

Cuéntame, me encanta leerte y compartir en los comentarios.


Ahora puedes ver más cosas relacionadas


Cuadra el modelo 390 con la suma

de los modelos 303 IVA

Si vas a solicitar devolución del IVA

prepárate antes

5 Tips para afrontar tus impuestos

sin morir en el intento



Escribir comentario

Comentarios: 0